sábado, 6 de junio de 2009

CADENA DE FAVORES

-Buen día ¡ dijo José,-hola, respondió marcos sorprendido ,ya que tenía a José como un tipo parco, uranio, antipático en realidad casi todos tenían de José ese concepto, no como mal tipo pero si como poco sociable.-Hoy será un hermoso día, volvió a la carga José, a esta altura la sorpresa de marcos crecía, ya que le pareció ver en la cara de José un gesto afable, algo muy parecido a una sonrisa, -si, pinta para ser un buen día ,contesta marcos mientras se dirige a su sección de trabajo.-Chau hasta luego, dice marcos ,-chau, responde José, que tengas un buen día. Debo decir que esta pequeña charla cambio el humor de marcos, que de hecho es un tipo muy agradable pero no había tenido una buena noche, paso su mitad de jornada laboral muy a gusto y tarareando sus canciones preferidas. Al volver marcos para su casa al mediodía, fue u poco mas cariñoso de lo habitual con su esposa, dejo un rato antes de ver su programa favorito, para jugar con sus hijos, con los que también rio, acaricio y beso un poco mas de lo corriente. Esto no se le paso por alto a Marisa, su esposa, con lo cual se predispuso a afrontar con mas alegría lo que restaba del dia,entoces decidió que esa misma tarde iría a visitar a su madre , a la cual hacia varios días que no veía y se dio cuenta que con llamarle por teléfono todas las noches no era suficiente, por medio del teléfono no podía los ojos claros de madre, el teléfono no le daba ese abrazo tan puro, tampoco por medio de ese aparato podría sentir esa tierna caricia ,que le daban las manos arrugadas y calentitas de su mama. La cuestión que una vez que dejo a sus hijos en el colegio, se llego hasta su casa materna para compartir un buen rato con su madre, previo paso por una coqueta panadería para no caer con las manos vacias,madre e hija compartieron largo rato entre risas,caricias,miradas cómplices y confidencias. La madre de Marisa le cuenta a su hija que hoy, uno de sus vecinitos,Jorgito,cumplia 8 años, pero que sus padres no podrían al menos comprarle una torta, a lo que Marisa accede gustosa regalarle la que ella había traído y que ya mismo se la tendrían que alcanzar, a esto, madre e hija agregaron unas gaseosas y alguna que otra chuchería mas, la felicidad de Jorgito al ver que ahora si podría tener su fiesta de cumpleaños junto a sus hermanos menor que el. Marisa saludo a su madre porque ya era hora de buscar a sus pichoncitos en el colegio y pronto llegaría marcos del trabajo. Marcos llego con la misma sonrisa del mediodía, la madre de Marisa esa noche ceno contenta,sola,pero feliz de la vida por la visita de hija, Jorgito se empacho con torta junto a sus hermanos, también los padres del cumpleañero durmieron felices aquella noche, y todo por aquel -buen día, de José, ese tipo al que tienen por uranio, tosco y antipático.

7 comentarios:

el Rafa dijo...

Es impresionante con que poco se puede disparar una secuencia casi infinita de alegrías con solamente una sonrisa y un saludo afectuoso... y cuesta tan poco hacerlo que somos unos hijos de puta por no hacerlo todos los días.

Abrazo estimado Miguel se te extraña en la blogosfera.

Ligia dijo...

Un gesto mínimo puede llegar a convertirse en una cadena de felicidad. A mí me encantó el libro y la película con ese título. Abrazos

ºELINAº dijo...

que loco cuando la gente se reune...las maravillas que podemos hacer tirando para el mismo lado!!!
besos piratita

Anónimo dijo...

El poder de los buenos,simpáticos y amables gestos.
V.

Pilar dijo...

Hola mi pirata Cordobés!!!: con tan poco como cambiamos nuestro entorno. Si nos diéramos cuenta la cadena se haría interminable. Me encantó leerte y volver a visitarte. Besos.Pilar

Rembrandt dijo...

Leer tu relato hizo que cambiara mi humor, tan de "domingo a la tarde", grxs por eso.
La buena onda tbn es contagiosa.

Te beso y que estés muy bien

Anónimo dijo...

Se te extraña =(
V.