lunes, 15 de diciembre de 2008

LA ESPERA


Visita a tus padres ellos te esperan,no solo los domingos a la hora del almuerzo o la cena.

Sus manos arrugadas y su mirada serena esperan de tus hijos,sus nietos,los que le alargan la vida.

Nunca te lo diran,pero de seguro piensan como dice la cancion,".....es muy poco el amor solo una vez por semana...".Su casa les ha quedado grande hay mucho silencio en ella, necesitan del bullicio de tus hijos,que salten,que desordenen ,pero a la vez eso les calma el alma.

Ellos siempre miran por la ventana,reconocen tus ruidos,cuando te ven llegar una sonrisa se les dibuja en el alma.

Cuentales de tus cosas,tus proyectos,pidele sus concejos,recuerda que ellos te aman.y tu?y yo?

le decimos aca esta tu hijo,el que te ama,yo soy sangre de tu sangre.Te agradezco la vida,el corregirme,tus caricias.

Recuerda que ellos te esperan estan en el atardecer de sus vidas,no los dejes solos,los soledad de a poco los mata.Hazlo no vaya a ser que mañana sea tarde,o lo que es peor que no haya mañana.

5 comentarios:

Rembrandt dijo...

Miguel , realmente hermoso !!!!
Quienes aún tengan la dicha de tenerlos deben difrutarlos, en realidad es un disfrute mutuo.

Te beso y que estés muy bien.

miguel dijo...

gracias rembrandt,yo todavia tengo a mi viejo,con el tomamos todos los dias el mate de la tarde........amargo por supuesto¡

Anónimo dijo...

Qué lindo lo que escribiste! y qué bueno que todas las tardes compartas la merienda con tu papá!
yo quisiera hacer eso con mamá, pero está a unos cuántos km de mi casita...
Saluditos,Migue.
H.

miguel dijo...

no,no,no,merienda no,es mate amargo.y a ese migue agregale la L,para que sea miguel.migue me suena como medio,medio.
gracias por tu visita¡¡

Helena dijo...

Pues muchas gracias por las felicitaciones.
Y si, la soledad mata, a todos, pero especialmente a las personas mayores porque se ven más desvalidas. El problema es uqe hoy en día se tiene tan poco tiempo para todo lo que realmente es importante, como hijos, padres, parejas, amigos y tú mismo que tendemos a dejar de lado todo esto haciendo que la sociedad cada día tenga más carencias afectivas, y necesite más psicólogos.
Besines y gracias.a